Cómo actuar si tienes un accidente de tráfico con la bici

La gran mayoría de las personas que utilizan una bicicleta no tienen formalizado una póliza de seguro, como sí lo tienen los usuarios de una motocicleta o un turismo…, pero eso no significa que si tienen un accidente de tráfico por atropello, o por cualquier otra circunstancia, no tengas derechos. Si es tu caso y has sufrido un siniestro con tu bici te interesará saber qué debes hacer.

Primero, empezaremos con las normas básicas de prevención que pueden evitar desde un principio el problema: respeta las normas de tráfico y mantén la bici en perfecto estado de funcionamiento (frenos, presiones de aire de las ruedas…). También, es conveniente que conserves las facturas de compra de la bicicleta y resto de equipamiento y contrates una póliza de seguro de accidentes. Si eres amante de la tecnología te será útil para demostrar tu inocencia llevar instalada en el casco o en el manillar una cámara de vídeo y que, de paso, grabe tus excursiones. Es divertido y se está poniendo de moda instalarla hasta en cualquier vehículo.

En segundo lugar, si has tenido la mala suerte de sufrir un accidente de circulación mantén la calma si estás consciente y llama al nº de teléfono 112, del servicio de emergencias para que te atiendan de tus heridas y elaboren el preceptivo informe sanitario de tu estado y lesiones, y la Guardia Civil o Policía Local levanten el pertinente atestado. Si el vehículo culpable se ha dado a la fuga intenta recordar cualquier detalle que lo pueda identificar (marca y modelo del coche o motocicleta, color, matrícula…) y consigue el contacto de los posibles testigos. En el caso de que el conductor no se haya dado a la fuga y colabore también debes tomarle nota de sus datos personales (nombre, teléfono…) y de su vehículo (matrícula, aseguradora…). No se te olvide que el contrario tratará de demostrar que él no tiene la culpa, por lo que hazte con todas las pruebas y datos posibles.

El tercer paso vendrá después, sigue escrupulosamente las indicaciones de los médicos para que logres una total recuperación lo antes posible y conserva todos los informes que te faciliten sobre las lesiones y su evolución para determinar adecuadamente los daños personales a reclamar. Respecto a tu bici, fotografía su estado así como el de los accesorios o indumentaria (ropa, reloj, móvil…) para saber qué daños materiales tendrás también que reclamar. Por otro lado, debes solicitar el informe administrativo al Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias del atestado policial y si no estáis conformes o contiene algún error puedes pedir una ampliación de dicho informe para que detallen más sus conclusiones.

La siguiente etapa es ponerte en contacto con nuestra aseguradora si la tenemos, que se encargará de todo, pero como lo normal es que no hayamos contratado una póliza deberemos contactar con el seguro de la parte contraria para reclamar los daños materiales y personales, tomando nota de los nombres y números de los interlocutores que os encontréis. No te olvides de que muchos accidente tienen graves lesiones y secuelas como lumbalgia postraumática, dorso lumbalgia postraumática, ligamento cruzado… e, incluso, una fatal defunción del accidentado.

En el tema de los daños materiales, como en el caso de un coche o una motocicleta, la compañía de seguros tendrá que peritar los daños que ha sufrido la bici… Y en el supuesto de los daños personales, la Dirección General de Seguros actualiza en el BOE todos los años las tablas de indemnizaciones por lesiones y perjuicios a víctimas de un accidente de tráfico, por lo que debemos tomar nota e informar a el seguro del contrario d todos los gastos e informes médicos mencionados, partes de baja, costes de rehabilitación, medicamentos… Ojo, es una valoración difícil y deberías hacerla con un profesional que te asesore.

Lo normal es que la aseguradora contraria te haga una oferta de indemnización que deberás valorar, rechazar o aceptar… Y en buena lógica tratará de ofrecerte lo menos posible, por lo que a partir de la fecha del accidente de circulación dispondrás de seis meses de plazo para interponer una denuncia por la vía penal. Cualquiera que sea el resultado de la denuncia penal y las negociaciones con la aseguradora, todavía te quedará un año más de plazo para que interpongas una reclamación por la vía civil.

Como ves todo este proceso puede llegar a ser una auténtica ‘pesadilla’ entre juzgados, abogados, aseguradoras, médicos forenses… Motivo más que suficiente para que pongas tu caso en manos de un bufete de letrados experto, como SOS Abogados, que te ayude a obtener la máxima indemnización posible.

Etiquetas: abogado accidente trafico, codigo penal accidentes trafico, accidentes trafico bici